Fusión Confusión Infusión Oriental

Mucho se oye hablar en estos tiempos orientales que corren sobre fusiones, infusiones, transfusiones…y  hay  manteca para todos los morros: hay quienes las infravaloran y aborrecen, hay quienes las utilizan en categorizar lo incategorizable, quienes se excusan en el concepto para barrer hacia su tenebroso terreno. Y a mi, Gemma, humildemente, me gustaría aportar mi visión personal sobre este tema.

Una vez un señor desconocido me dijo “no bailas mal pero tienes que encontrar tu estilo”, tras muchos años buscando tan desesperada como infructuosamente un estilo, el otro día me encontré algo mucho mejor, un magazine con una jugosa entrevista a Juanjo Saez, el  creador de Arros Covat que decía (más o menos) “lo peor que le puede pasar a un artista es tener un estilo y quedarse anclado en él, yo quiero explorar y cambiar de estilo todas las veces que me dé la gana “.

A los monoteistas del estilo puro y único, que detractan y ningunean la fusión, no sé si nunca han pensado que hubo un día en la historia que una gitana del rajastan se puso a dar vueltas emulando a derviches errantes que pasaban por ahí, hubo un día en que alguna diva de las pantallas del cine egipcio empezaría a incorporar pasos del jazz y danza clásica en sus exitosímas coreografías, y otra, acrobacias porque su abuelo era artista de circo. En esos instantes posiblemente no creo que se criticara la irreverencia, pretensión o falta de purismo… tampoco creo que nadie dijera “ahhh! ohhhh! claro, es que están fusionando” ya que la palabra en sí es una etiqueta muy propia del siglo 21. Obviamente estaban fusionando, porque forma parte de la naturaleza del artista, inventar, investigar, mezclar y experimentar.

El abuelo de la flexible y acrobática Naima Akef, profesor de gimnasia, entrenador de la Policía Egipcia y creador del famoso Circo Akef, se encargó de Naima y la ayudó a moldear su originalidad para convertirla en una artista histórica que llegó a ser una estrella de cine egipcio. Fuente History of Bellydance.

Pero lo maravilloso es que en esos instantes, que han surgido en todos los tiempos de la historia de la danza, y de todas las artes, la mayoría de la audiencia simplemente disfrutó de la aportación, sin más, porque el corazón tiene razones que la razón no entiende ¿verdad? que el baile es movimiento, y mientras te mueves es inevitable que “se te vaya un poquito la olla”. Gracias a muchas de estas idas de la olla es que nos lo pasamos tan bien con la riqueza de manifestaciones y estilos que nos da la danza en general y la oriental (aunque habrá a quien le pese) en particular.

A los que pecan de fusionitis a cascoporro, mostrarles todo mi apoyo a la causa, vivimos en la cúspide de la era del capitalismo consumista, no sé si la crisis económica nos reconducirá hacia un modelo de negocio mejor, pero mientrastanto, dí que sí, que hay que ponerles namings y labels a todas las cosas para que la gente las entienda, las distinga de otras que no son iguales pero sí sospechosamente parecidas y sobretodo las consuma, las compre, las gaste y las vuelva a comprar.

Suhaila Sulimpour nos regaló unas sabias palabras en su última estancia en Barcelona, “mi madre (Jamila Salimpour ni más ni menos) sólo bailaba, luego vinieron otros y les pusieron un nombre a lo que hacía… pero desde la percepción de la técnica de Suhaila, y de Jamila: tribal, oriental, contemporáneo, clásico, jazz… “all it’s the same, it’s dance”.

Waiting, una de las coreos más inspiradoras que nos ha regalado Rachida Aharrat… MísticOriental, Contemporáneo, HindúSufi… no sabríamos decir qué era, pero nos encantó bailarla.

Como eterna aprendiza, como eterna espectadora, yo atiendo a la maestra, aplaudo a la bailarina, y francamente, me da igual si en su pasado o en su repertorio hay pasos de mambo, chachachá, samba, claqué, clásico, contemporáneo, swing, rockandroll, pooldance, tango o jota aragonesa… También me da igual si se autoetiqueta o deja de etiquetar.Si me hace sentir algo, lo que sea, entonces ¿de donde viene? ¿a donde va?  No me importa un carajo porque ¿quien soy yo para juzgarla?.

Como bailarina de Artsuhat, calificarnos de fusionadoras creo que sería realmente pretencioso a día de hoy, así, que no engañaremos a nadie, somos una Confusión, una Mentira, un Bonita Ficción recreada desde la energía oriental, que no vive prejuicios al acudir a movimientos y estilos dispares. A lo que hacemos todavía no le hemos puesto nombre, no tenemos tiempo para brainstormings de posicionamiento mercadotécnico. ahora estamos por bailar. Y el límite no nos lo ponen las biblias, los cánones ni los manuales, sino nuestros cuerpos. Mientras tengamos aliento tenemos el derecho y el deber a reinventarnos cada día, con cariño, con respeto, pero con toda la libertad que nos merecemos cuando bailamos, porque para eso bailamos, para ser un poco más libres.

Y hablando de Fusiones no te pierdas esta entrevista a Rachida Aharrat en Mbellydancer, y si este Sábado 11 de Junio no pudiste venir al Chow de Fusión, Confusión y Transfusión by Rachy&Bailongy, ahi van algunas de las actuaciones de la noche.

Anuncios
Esta entrada se publicó el junio 9, 2011 en 3:59 pm y se archivó dentro de Uncategorized. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

3 pensamientos en “Fusión Confusión Infusión Oriental

  1. Pues que vivan vuestras confusiones!!

  2. Eso, eso!, como dijo Mireia, que vivan las confusiones de todas!!!!
    Me encantó el post Gemma, y estoy de acuerdo 100% en todo. Creo que bailar es expresión en estado puro, y que una bailarina ante todo es persona, y como tal, con una vida llena de experiencias, vivencias, aprendizajes!, que es imposible dejar de lado cuando se baila con el corazón; y que está bueno no dejar de lado!… porque si no, no “SE te VE” (como el “te veo” de Avatar…).
    Cada uno recurre a los registros que tenga para ser libre, expresar & comunicar, la música te innunda y te envuelve, y tus sentidos fluyen con lo que tengas dentro…. O no se trata de eso?!
    La danza te valida, te enriquece, te divierte, te reencuentra con tu espíritu y con tu cuerpo, te da taaaantas cosas!!!, que a mi ponerlas en un solo frasquito no me entra!
    Sinceramente, y es una opinión muy personal, creo que hay unos pocos que juzgan el tema según sus parámetros fundamentados, muuuuy pocos… pienso que el 90% habla porque tiene pico, y porque es más fácil criticar que asumir las propias carencias y limitaciones. Es más fácil “tener un estilo” que ir a sudar saltando en jazz, formarte la base que no tuviste, tirarte x el suelo y romperte un rato, sEnTir!, …. darte cuenta de que no te daría la vida para aprender todo lo que te interesa!!!…
    En el mundo oriental bellydancero, todavía no vi a NADIE que se ampare con fundamento en el “estilo egipcio” o lo que sea que les encanta titular o limitar, y que sostenga con dignidad su “Do not fuse”,…. Además, en los años que llevo de aprendiz y observadora (ante todo!), me sigo regocijando viendo como los ideales caen, y lo que “nunca” hubiesen hecho ahora lo hacen x “motivos personales” (así suena mejor). Creo que eso si CONFUNDE, y que eso te aleja del camino en realidad….
    La danza es danza, en todas sus “modalidades”, tiene un mismo fin interno y externo, una misma razón de ser, y una cosa (que parece que a muchos se le olvida), una misma MADRE!, así que x mucho que les pese a “los grandes sabios del tema”, hay cosas que son o no son.
    Para mi, humilde opinión, las mejores bailarinas tienen un sello propio x ser ellas mismas no x ser cuadradas y cobardes, tienen “su estilo” si, pero creo que justamente porque son “su” propia receta de todo lo que han sido antes. Pero si la danza es en si misma es impulsora de cambio!, yo encontré la forma de ver la vida bailando!!! eso no tiene límites!
    Estoy feliz con la repercusión de la entrevista!!!, tenía miedo cuando la escribía…, me alegro que el mundo conozca un ratito más a Rachida… hablando de BAILARINAS íntegras con mayúsucula….
    Mañana honor de CONFUSIONS!, pata palo presente!, rachigirls al ataque!!!!
    un abrazo
    Maku (pro-alternative fusions) jajaa

  3. Qué vivan las confusiones de todas, y que vivan por los siglos de los siglos ameeen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: