La Manrique y su Algachicle…

Y sin haberlo deseado, me ha salido un pareado… Empezábamos a descubrir qué es eso de la danza oriental, pero Cristina ya era “esa niña del pelo muuuuy largo que baila taaaaan bien…” A partir de ahí, ha llovido mucho y nos hemos visto crecer, unas veces de cerca, otras en la distancia, nosotras como proyecto de…, ella como la pedazo de mujer y de artista que es hoy.

Devorah Korek la describió un dia con tres palabras: “tiene el don”… Pero no, Cristina no tiene, Cristina es…

Hablar de Cristina Manrique va a ser muy difícil porque a veces tanto el roce hace el cariño como el cariño el roce, demasiada confianza, demasiados estiramientos y marcianadas varias entre cuatro paredes, jugar al undostrespicapared, a las estatuas, volteretear y croquetar hasta casi echar la papa, hacer el alga, despelotarnos metaforica y literalmente, caminar a ralentí, girar y girar y girar como los sufis, brindar con “essshteaguamágica” y hasta rascarse el culete como un macaco… no sé si son elementos que permitar describir a una maestra con claridad. A no ser que esa maestra sea Cristina Manrique, una de las poquísimas personas que conozco en este mundo que luce la frikietiqueta con tanto orgullo como humildad. Conociéndola, al igual me mata por hablar de ella y sobretodo por esta foto de melena y lentejuelas que le voy a poner, que en verdad no hace justicia a toda su belleza.

A lo peor es que Cristina es demasiado para una foto, es indescriptible, inconmensurable, ilimitable y todos los “in” porque nunca deja de sorprendernos… su condición de alga esponja le permite no mantener el culo quieto en ninguna parte sin dejar de estar siempre enraizada a la profundidad de la tierra , siempre buscando, siempre aprendiendo, siempre experimentando, bebiendo y vomitando información.. no sé hasta donde será capaz de llegar nuestra Cristina, lo que sí sé es que aun cuando el 99’9 % de las aprendizas nos daríamos con un canto en los dientes por tener las dotes y el arte que ella tiene … la Manrique continúa su periplo convencida de que le queda mucho “chicle” por estirar.

El encontrarnos, el descubrirnos a nosotras mismas, mucha alegría y muchas agujetas… Artsuhat le debemos a Cristina, además de unos cuantos pasos, una gran miajita de lo que somos… Pero las deudas no son nada comparadas con el amor ¿verdad? Así que no voy a acabar sin decir que a Cristina la admiramos y sobretodo la queremos… no por lo que vale, sino por lo que es. Ella ya sabe.

Anuncios

2 pensamientos en “La Manrique y su Algachicle…

  1. Pingback: Poema Blanco « Artsuhat

  2. Baseema en dijo:

    Que linda entrada Gemma! es muy lindo lo que decís, y muy “así” todo. Yo estoy muy contenta de que Cris hoy también guíe un pedacito de mi camino. Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: